"Yves Saint-Laurent. Dialogos con el Arte"

|
Lugar:Fundación la Caixa Gálica. La Coruña
Exposición: "Yves Saint-Laurent. Dialogos con el Arte".

Yves Mathieu-Saint-Laurent no se deshizo nunca de los 47 prototipos originales que aparecen en esta seleccion de diseños de Alta Costura, creada con la intención didáctica de acercar el museo como espacio vivo y lugar común, como afirma el diseñador. Los maniquís fueron transladados a La Coruña desde la fundación Pierre Berge-Yves Saint-Laurent: la armadura que acompaña inseparablemente a cada vestido es una pieza exclusiva. al lado de los diseños originales se encuentran 36 pinturas a las que el autor rinde homenaje, desde Mondrain, Picasso y Bonnard, a Goya o Lichtenstein; su compromiso en la exposición es el aunar pintura y vestuario como dos técnica mixtas sobre tela.

Vestido de cóctel, homenaje a Piet Mondrian. Yves Saint Laurent, outono-inverno 1965
Cuadro: Piet Mondrian, 1921.

Vestido de cóctel, homenaJe a Serge Poliakoff.
Cuadro: Composicion abstracta, Serge Poliakoff, 1960. Óleo sobre tela.

Vestido de noche largo, homenaje a Tom Wesselmann. Yves Saint Laurent, outono-inverno 1966
Cuadro: Desnudo nº1 , Tom Wesselmann, 1970. MuseoThyssen-Bornemisza, Madrid

Aura de inaccesibilidad:
Los diseñadores de alta costura generan exclusividad, primicia y novedad al separarse de la producción en serie de las prendas, y en el caso de Saint Laurent, los maniquís son inseparables de su significado, el traje. Pero el vestido de moda ¿que cuerpo a de significar? "una forma pura, que no soporta atributo alguno y que, por una suerte de tautología, remite al vestido mismo" según Roland Barthes. Nadie entra en los vestidos porque no hay espacio para el cuerpo; el maniquí es un tipo de cover-girl, el espejo del vestido. Solo el traje se refleja en el y la función del diseño es la de cerrar sus puertas al publico.
En una segunda toma de contacto, después de apreciar la serena correspondencia que resulta de una mudanza de superficies pictóricas, calidades de materiales y contextos, lo que rodea a las obras del diseñador es ruido visual. Las telas ya no protegen, expulsan. A la persona se le niega el paso a un universo que solo sirve para ser mirado.
ABC "Suplemento ABCD Las Artes y Las Letras" 15 marzo 08

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada